lunes, 21 de marzo de 2011

Los ChinosKudeiros en la RED MTB 2011 Alcala de Henares


Los Chinos han decidido ultimamente hacer vida social y participar en eventos organizados por otros grupos de amantes de las dos ruedas. En esta ocasion teníamos una cita en el calendario. La cita que la REDMTB había propuesto para el Domingo 20 de Marzo.. En esta ocasión el punto de encuentro era una ciudad famosa por ser cuna de la Cultura castellana, Patrimonio de la Humanidad y cuna de Don Miguel de Cervantes Saavedra.

DON BELIANÍS DE GRECIA A DON
Quijote de la Mancha.
Rompí, corté, abollé, y dije y hice
más que en el orbe caballero andante;
fui diestro, fui valiente, fui arrogante;
mil agravios vengué, cien mil deshice.
Hazañas di a la Fama que eternice;
fui comedido y regalado amante;
fue enano para mí todo gigante,
y al duelo en cualquier punto satisfice.
Tuve a mis pies postrada la Fortuna,
y trajo del copete mi cordura
a la calva Ocasión al estricote.
Más, aunque sobre el cuerno de la luna
siempre se vio encumbrada mi ventura,
tus proezas envidio, ¡oh gran Quijote!

Y aprovechando la obra más conocida de Don Miguel, os diré que el mundo ciclista se parece mucho a las aventuras de Alonso Quijano, que recorría los caminos para facer el bien y desfacer los entuertos que en su camino pudiera encontrar. Y con nuestros cascos cuan Yelmo de Mambrino nos adentramos en busca de nuestros propios gigantes. Y saliendo de la villa de Parla, sobre nuestras gráciles monturas(¡ bueno la de Pichín parecía Rocinante, no por lo flaca, sino porque tenía más mierda que el palo de un churrero!) nos dirigimos a la Villa de Alcalá del Henares.
Aquí comienza la crónica de una jornada de caballeros en busca de fortuna.

Hechas, pues, estas prevenciones, no
quiso aguardar más tiempo a poner en
efeto su pensamiento, apretándole a ello
la falta que él pensaba que hacía en el
mundo su tardanza, según eran los agravios que
pensaba deshacer, tuertos que enderezar, sinra-
zones que emendar, y abusos que mejorar y deu-
das que satisfacer. Y así, sin dar parte a persona alguna
de su intención, y sin que nadie le viese, una mañana,
antes del día, que era uno de los calurosos del mes de
julio, se armó de todas sus armas, subió sobre Roci-
nante, puesta su mal compuesta celada, embrazó su
adarga, tomó su lanza y por la puerta falsa de un co-
rral salió al campo con grandísimo contento y al-
borozo de ver con cuánta facilidad había dado prin-
cipio a su buen deseo. Mas, apenas se vio en el campo,
cuando le asaltó un pensamiento terrible, y tal, que
por poco le hiciera dejar la comenzada empresa; y
fue que le vino a la memoria que no era armado caba-
llero y que, conforme a ley de caballería, ni podía ni
debía tomar armas con ningún caballero; y puesto
que lo fuera, había de llevar armas blancas, como no-
vel caballero, sin empresa en el escudo, hasta que por
su esfuerzo la ganase.

Y así atravesamos con premuras el señorío de Pinto, cuna de Doña. Ana de Mendoza y de la Cerda, princesa de Éboli, ya que acordamos encuentro con los caballeros del Dargón de Leganés, en la encrucijada que lleva a San Martín, situado en la comarca de las Vegas. Andando el camino encontramos un lugareño que parecía encontrarse en gran aprieto. Sin pensarlo en modo alguno decidimos parar a socorrerle que era al fin y al cabo, el objetivo de nuestra andanza. Y cierto era que agradeció la hábil ayuda de estos nobles caballero que con gran premura decidieron sacarle de su terrible aprieto, ya que su caballo había perdido una herradura. Hicimos lo oportuno y necesario para que pudiera llegar a casa sano y salvo, y así seguimos camino sin más preámbulos.


Ya llegando a la citada encrucijada vimos pasar galopando a la gran dragonada, compuesta por no menos de 50 de sus caballeros que se encaminaban con esmero hacía la vega del Alberche, río famoso de la región por que sus vegas y campiñas son aprovechadas, en su curso bajo, para el cultivo de cereales, patatas y frutales.
Por una senda estrecha todos los caballeros avanzábamos, con decisión hasta encontrar algún arroyo, que cruzamos con precaución, no sin mojarnos algunos nuestras calzas y el calzón. Estos menesteres ponían de mal humor a nuestros escuderos porque habrían de sacar de monturas y armaduras esta desagradable imposta.
Dejamos el río a la izquierda para seguir con decisión hasta la Lagunilla de Rivas, donde nos agrupamos para la ocasión. ¡Esperar la llegada de los caballeros del sol !. Allí permanecimos, hasta que nos llegaron novedades de que su retraso sería mayor de lo previsto por lo que mejor sería seguir nuestro camino para encontrarnos más tarde.
Así lo hicimos bordeando el Jarama que a un lado dejaríamos, para dirigirnos por unos senderos estrechos hacia nuestro noble objetivo.



Fue grata la compañía. Sir de la Fuente, anduvo un trecho a nuestro lado ilustrando nuestro camino con sus vivencias por tierras del sur a lomos de su montura.



Las vereda siempre son duras, tanto para el hombre como para sus rocines, que en algunas ocasiones requieren de nuestra experiencia para solventar los problemas y así poder seguir cargando con sus jinetes bravíos que nunca se acobardan ante las trabas del camino.


Pero al final siempre espera una grata recompensa, la de haber hecho el camino, rodeado de buenos amigos, junto a los que vivir una experiencia inolvidable les une para siempre.




Lo dicho un día inolvidable. Ahora sólo nos queda no acabar como el Ingenioso Hidalgo D. Quijote de la Mancha, con la mente nublada de leer tantos libros de caballería. Nosotros estamos locos por el ciclismo esperemos no pasar por el mismo trance.

Salu2 kudeiros
Texto : Luis El Profe
Fotos : Cacerolobike

3 comentarios:

jfdelafuente dijo...

Un placer conoceros y compartir ruta con vosotros.
Espero que no sea la última y podasmos realizar otras rutas con los Chinos. Teneis muchos amigos en www.mtbleganes.com

Anónimo dijo...

Muy divertida la Crónica Chinos. Os digo lo mismo que el jefe.
ZAFAK (un dragón más)

BikerTB dijo...

Graciosa crónica caballeros.
Ya van dos y además seguidas a las que acudimos a la vez.
Saludos.